martes, 2 de marzo de 2010

Cárabes-Praderías de Nava-Arenas de Cabrales


Los Picos de Eupopa desde las Praderías de Nava


El día 21 de febrero del 2010 me fui otra vez de monte con el Grupo de Montaña El Pozobal, está semana tocaba la fabulosa ruta Cárabes-Praderías de Nava-Arenas de cabrales que yo desconocía por completo y que verdaderamente me encantó.
Después de haber desayunado en Cangas de Onis nos dirigimos hacia Trescares y por una carreterína local donde el autobús casi no giraba en las curvas teniendo que hacer maniobra en más de una y con una inclinación de la carretera tipo Angliru y de que más de uno casi se meta debajo del autobús del miedo (esto es verídico), no me quedó mas remedio que felicitar al chofer por la pericia que tubo para subir hasta el pueblo de Cárabes ya que es complicado hasta subir en coche y por supuesto porque habían encargado un autocar pequeño porque uno grande no sube ni de coña.
Bueno pues una vez preparado el petate y hacerle unas fotos al bonito pueblo de Cárabes con unas vistas privilegiadas que nos permitían ver Trescares completamente desde la iglesia de Santa María de Cárabes, arrancamos por un caminín que sale hacia la izquierda justo por detrás de una bonita casa de piedra que están arreglando, el camino no está marcado en parte de la ruta pero con un poco de intuición y siguiendo más o menos un sendero que aparece y desaparece por el camino en un día despejado como el que nosotros tuvimos no hay ninguna perdida hasta las Praderías de Nava, ya que desde aquí el camino esta ya muy bien indicado en todo momento.
Seguimos caminando como digo desde detrás de esta hermosa casa señorial de piedra y empezamos a pasar por una zona que está de barro hasta las cejas pero poco a poco y esquivándolo más o menos por donde se puede llegamos a una vaguada con abundante ganado vacuno y con unas vistas impresionantes hacia los Picos de Europa donde ya empezaba a dejarse ver un poco entre la niebla el impresionante Picu Urriellu.
Desde este punto podemos observar la fuerte subida que nos espera hasta la primer cresta cimera (640m), así que poco a poco y dando pasos cortos para no echar los pulmones por la boca llegamos a dicha cresta donde hay una cabaña en la cual esperamos todos a agruparnos para proseguir de nuevo la marcha, una vez reunidos todos y contemplar durante un buen rato toda la panorámica que se observaba desde dicha cabaña con unas vistas impresionantes del Cares además de todo el murallón meridional del Cuera y de los pueblos de Razagás, Ruenes y alguno más que solo recordará como siempre el bueno de Manolo que no hay pico ni pueblo que se le escape.


Atravesando el pueblo de Cárabes



Desde la cresta llamada el Collado de Arnias la vista de los Picos de Europa hera magnífica





Las afamadas Praderías de Nava


Desde la cabaña emprendemos la caminata por un sendero algo más dibujado en esta parte y en constante subida pero ya mucho más fácil de caminar que antes, como a la media hora larga desde la primera cabaña llegamos a otro grupo de cabañas ya medio abandonadas donde paramos a hacer una pausa para refrescarnos comer un poco de chocolate y volver a agruparnos todos, desde aquí, y como en toda esta ruta las vistas son verdaderamente espectaculares, desde esta zona en concreto podíamos observar las cumbres más altas del sector centro oriental de la sierra, Cabeza la Densa, Picu D´alba, Liño y toda la crestería que va descendiendo hasta el pico El Paisano, con la ermita bien visible en su cumbre.
Una vez repuesto fuerzas, y menos más que lo hicimos porque a partir de este punto tendremos que ir ganando altura en un pronunciadísimo ascenso por un terreno escabroso y casi desdibujado que es un verdadero rompepiernas, así que con mucha calma poco a poco vamos ganando altura parando cada poco a coger aliento y tirar unas cuantas fotos ya que se hacía verdaderamente duro, ya en el último trecho antes de llegar a la cresta llamada el Collado de Arnias que separa a las Praderías de Nava ya nos acompañaba la nieve totalmente blanda debido al sol en el estupendo día que estábamos teniendo.
Y por fin llegamos a la zona más alta desde donde podíamos ver a nuestros pies las impresionantes Praderías de Nava llenas de cabañas rodeadas todavía de bastante nieve y con un montón de caballos alrededor de ellas, lo que hacía que estás praderías parecieran más impresionantes de lo que son ya de por sí, y como no, justo enfrente de nosotros el majestuoso Urriellu, sobresaliendo entre todos los picos. Desde esta zona alta ya es todo descenso hasta Arenas de Cabrales así que poco a poco Oscar y yo que fuimos juntos durante todo el camino, el siempre esperándome porque dice que soy pesadísimo con la cámara de fotos lo cual tengo que agradecerle su paciencia ya que no me abandono en toda la ruta, bueno pues después de caminar como una media hora cuesta abajo en dirección a las cabañas de la Pradería de Nava nos encontramos con otro grupo de compañeros del club y nos pusimos todos juntos a dar salida a nuestras viandas que habíamos traído para comer en tan paradisíaco sitio con un sol y una temperatura de lo más agradable, que más se puede esperar para un domingo de febrero.
Una vez llenado el buche recogido todo (bolsas, papeles, etc...), volvemos a emprender la marcha ya que todavía nos quedan unas dos horas y media hasta Arenas.
El camino hacia Arenas sale por la parte baja de la majada en dirección sur y pasando al lado de una buena fuente con abrevadero para el ganado, desde esta fuente la ruta está perfectamente indicada en todo momento, comenzamos a descender en pronunciado desnivel con unas majestuosas vistas del Cares y donde ya podemos divisar a lo lejos también Arenas de Cabrales, por dicho camino vamos encontrando una sucesión de fuentes que nos acompañarán parte del camino, continuamos ahora ladeando la montaña en continuas revueltas hasta llegar a una pequeña cascada llamada el Gau Guazones y como a unos 50 metros tenemos un puente para cruzar un pequeño riachuelo.
Continuamos ahora por otro pedrero llamado el Costazu donde paramos a refrescarnos en la fuente del Rimión, después de una zona en continuo zig-zag llegamos a un punto donde tendremos otra maravillosa vista de la villa de Arenas de Cabrales, cruzamos ahora por otro puente, este de cemento, donde al poco encontramos un cruce de caminos pero siguiendo las indicaciones de la ruta cogemos el que sigue de frente donde nos introducimos en un magnifico y pequeño bosque de castaños y encinas y que atraviesa un arroyo llamado el Baurrano una vez atravesado este pequeño bosque cogemos un sendero que lleva por nombre las Boronas y llegamos a la portilla de Jaces, donde ya entramos en el pueblo de Arenas de Cabrales y donde damos por finalizada nuestra magnifica ruta de hoy.
Después de atravesar el pueblín por sus callejuelas y sus magníficas casas de aldea llegamos a la estación de autobuses donde nos fuimos agrupando todos para cambiarnos de ropa y proceder a tomar una más que merecida cervezina viendo un poco al Sporting que por cierto ganó.
Después el autobús puso rumbo a Nava donde tomamos unas riestra de botellas de sidra, comentando un poco la ruta de hoy y ya charramos también de la próxima ruta que ya estaba en mente, y pa casa que ye tarde y ya estuvo bien por hoy que mañana hay que traballar.
Pablo Lara.
Tiempo de la ruta: 6 Horas incluyendo la parada a comer.
Dificultad: Media.
Calorías: 2.311



El río Cares y el pueblo de Arenas de Cabrales desde el comienzo del descenso en las Praderías de Nava




Atravesando la pequeña cascada en pleno descenso hacia Arenas



Aquí estoy yo al lado de la cascada, que luego dicen que nunca salgo en ninguna foto




El camino por donde descendimos desde lo alto de las Praderías de Nava




El magnifico y pequeño bosque de encinas que atravesamos una vez terminado el pedrero

2 comentarios:

jose antonio dijo...

Hoy 15 de marzo de 2010 pongo el comentario poque teas confundido de fecha ya que puedo poner contario antes que la realizes en la fecha de
21 de marzo del 2010.
La ruta la conozco subiendo y bajado
por donde abeis bajado.un saludo de un canpista del campin naranjo de bulnes.jose a

Pablo Lara dijo...

Gracias Jose Antonio tenías razon la ruta fue realizada el 21 de febrero del 2010.
Un saludo y gracias otra vez.