martes, 29 de marzo de 2011

Lago Enol-Majada de Belbin-Minas de Bufarrera-Lago Enol



Esta ruta que hicimos tres amigos el día 2 de marzo del 2011, recorre una de las zonas más emblemáticas de los Picos de Europa, los lagos de Covadonga y la majada de Belbín, es totalmente acta y aconsejable para ir con niños como fue nuestro caso ya que uno de los amigos que participó solo tiene 10 años.
El punto de partida es en el aparcamiento de la Bufarrera al cual se accede con toda facilidad desde el lago Enol en un desvío hacia la izquierda perfectamente indicado. Hacia las once de la mañana ya estábamos preparados y listos para emprender esta divertida caminata que como dije antes no tiene ninguna complicación de ningún tipo ya que es toda por un sendero perfectamente indicado, desde el aparcamiento cogemos las escalinatas que nos conducen hasta el centro de interpretación de los Picos de Europa, un sitio más que recomendable para hacerse una idea de la amplitud y majestuosidad de este impresionante Parque Nacional, ninguno de los tres habíamos estado nunca en este centro y quedamos gratamente sorprendidos.
Después de la visita al centro de interpretación emprendemos nuestra caminata hacia el mirador del Príncipe, con unas vistas espectaculares sobre la enorme y amplia Vega de Comeya, una gran depresión en la que desaguan de forma natural los lagos de Covadonga.

Los primeros pasos desde el aparcamiento de la Buferrera donde habíamos dejado el coche hasta el centro de visitantes ya con dirección hacia Balbín.



El centro de visitantes de los Picos de Europa, un sitio muy recomendable para conocer todo lo que se refiere al Parque.



Los dos amigos en el mirador del Principe.



Las vistas desde el mirador del Príncipe son impresionantes, donde se puede observar con toda perfección la Vega de Comeya, desagüe natural de los Lagos de Covadonga.



Llegando al lago Ercina.

Desde el mirador en suave subida llegamos a un pequeño collado desde el cual ya vemos el lago Ercina y al fondo entre la niebla el impresionante Torrecerredo y Cabrones, sin darnos cuenta y en agradable paseo llegamos a la primera majada de nombre La Llomba donde aprovechamos para coger un poco de agua en la fuente que hay al lado de las cuidadas cabañas, desde esta majada proseguimos por el marcado camino y llegamos a otro pequeño alto desde donde ya podemos divisar de lejos la preciosa y magnífica majada de la Belbín, majada famosa por ser una de las pocas donde se realiza uno de los mejores quesos de España, el famoso quesu de Gamoneu del puerto, queso echo de leche de vaca, oveja y cabra.
Ya en descenso nos acercamos hasta la majada en la que se encuentran un numeroso grupo de cabañas con una cuidada fuente donde aprovechamos para hacer un pequeño descanso y picar algo, después del tentempié y de dar un paseo por la majada emprendemos nuestro camino de vuelta.
Iniciamos el regreso por el mismo camino hasta llegar al cargadero de ganado que hay en el alto del lago Ercina, desde este punto nos debíamos hacia la izquierda en dirección de las minas de Bufarrera, antiguas minas que había en esta zona de los Picos de Europa.
La historia de la explotación de estas minas data de 1844. Sin embargo la explotación de estos yacimientos no comenzó hasta, la década de los 70, que una sociedad franco-belga se encargo de su explotación. Desde el año 1861 se tiene ya constancia de envíos a Francia de nódulos de hierro y manganeso procedente de los lavaderos de la vega de Comeya.
Una vez visitada estos cuidados restos de lo que fueron las minas de Bufarrera ya solo nos queda regresar en corto paseo hacia el aparcamiento de mimo nombre donde teníamos el coche.
Ya de regreso hacia Gijón y como habíamos conocido la magnífica majada de Belbín donde se hace el riquísimo quesu de Gamoneu no podíamos marchar sin parar en Cangas para ir a la Sifonería a saludar al amigo Celso y degustar una tapa de tan rico manjar acompañado de una buena botellina de sidra, porque si alguien tiene buen Gamoneu y en Canas de Onis ese es sin duda Ceso.
Pablo Lara.
Tiempo de la ruta: 3 horas con mucha calma.
Dificultad: Ninguna.
Paisaje: impresionante





La hermosa majada de Balbín, una de las majadas donde se realiza el exquisito y escaso quesu de Gamoneu del puerto.





Las minas de Buferrera.


Los dos amigos ya de regreso después de un estupendo día de monte.


El quesu de Gamoneu del amigo Celso de la Sifonería como siempre espectacular.

3 comentarios:

CARLOS dijo...

Nada mejor que un buen Gamoneu para finalizar una ruta tan guapa como la que habeís hecho, un buen día de montaña, buenas fotos. Saludos.

Cienfuegos dijo...

Guapu paseo, como bien dices, perfecto pa dir con crios. Y que mejor forma que acabar con un pocu gamoneu.
Un saludo

monchu dijo...

Yes,la hostia, tienes me asustau, esta voy a hacerla yo, la semana, que bien,pero con Rte incluido.
Muy buen Blog......amigu.