jueves, 22 de mayo de 2008

Desfiladero de los Arrudos


El pequeño pueblo de Calea desde el aparcamiento.



Parece que últimamente nos da por esta zona y bienvenida sea, ya que el parque natural de Redes tiene mucho que caminar y mucho que contemplar, por eso el pasado 17 de mayo del 2008 nos encaminamos a realizar la ruta del Desfiladero de los Arrudos en pleno corazón de dicho parque.
A esta ruta fuimos Paco, Carlos, Rafa, el matrimonio Yohnny-Begoña y yo.
A las 8/30 de la mañana emprendemos camino hacia el punto de partida. Para llegar a la garganta o al desfiladero de Los Arrudos tenemos que ir por la carretera que va al puerto de Tarna. Por encima del mismo embalse de Tanes, saliéndose hacia la derecha, tomamos una desviación que, en seis kilómetros más o menos y con un paisaje formidable de bosques, praderías, túneles labrados en la roca y buenos caseríos, nos deja en el pueblo de Caleao, (todo está bien señalizado). Este pueblo es centro de debate hoy en día, debido al proyecto que existe de hacer allí un embalse para, según dicen ellos, de cara al cambio climático, tener agua suficiente en el centro de la región asturiana, (si si, en medio de una más que factible zona a ser denominada PARQUE NACIONAL, como el de Picos de Europa). Da la casualidad que en esa misma zona, dentro del mismo concejo (el de Caso), ya existe otro embalse, el más importante de la comunidad, el de Tanes. Y a unos pocos kilómetros de este, el de Rioseco.
Y además, esta zona es rica en acuíferos de aguas subterráneas, de los cuales se podría sacar partido. O sea otra perogrullada del amigo Tinin y su afamado equipo de gobierno.
Bueno seguimos, la fecha que elegimos para hacer esta ruta no podía ser mejor ya que lleva diluviando más de 15 días, y ver el agua bajar por este desfiladero es todo un espectáculo.
El camino empedrado que discurre por el desfiladero sustituyó el camino creado antaño por pastores: una senda formada por varas de acebo largas, clavadas en las rocas de la garganta en forma de cruz para así formar una escalera de peldaños (arrudos).
Al llegar a la entrada de Caleao ya podemos ver señalizada la ruta con un panel en la margen izquierda de la carretera, junto a un abrevadero para el ganado y una caseta. Allí arranca una pista de cemento a mano izquierda que recorremos en coche, en la que tuvimos que tener cuidado porque con la lluvia había argallado parte y casi no pasamos con los coches. El camino de la ruta se inicia al final del aparcamiento, donde aprovechamos para cambiarnos y prepararnos para la caminata, junto a una pequeña ermita emplazada a mano derecha (ver foto), en honor a San Antonio Abad.
Empezamos a caminar por la misma pista de cemento que desciende suavemente hacia el cauce del río.
El descenso se prolonga durante más o menos un kilómetro entre prados, con abundante ganado formado por las vacas casinas y alguna que otra yegua, al poco de caminar ya aparecen las primeras cabañas que están en muy buen estado, formando una majada que recibe el nombre de Río Fresno, a donde se puede acceder por un sendero que aparece por la izquierda, nosotros seguimos hacia adelante sin ninguna perdida.

Otra vista de Caleao.


La pequeña ermita, en honor a San Antonio Abad.


Caminando por el primer tramo de la ruta.


Pasando por las primeras cabañas.




Impresionante el colorido de los hayedos.

A partir de aquí la ruta empieza a ser ya el típica bosque de ribera y de alta montaña. Destacan, sobre todo en esta primera parte avellanos, hayas, castañas, algún que otro roble y abundantes fresnos a las orillas del río.
Muy poco después hallaremos el río y un puente sobre el mismo, que nos sitúa sobre la vertiente derecha del valle. La pista continua entonces aferrada a las orillas y se dirige con rapidez hacia un estrechamiento entre peñascos (llamado Pico La Corona y Peña Rosques). Ahora ya empezamos a caminar por una pequeña garganta, en la que encontramos algún haya centenario y algún que otro carrasco (acebo) seguimos caminando y volvemos a cruzar el río de nuevo para volver a caminar por el lado izquierdo del valle. Al poco hacemos una parada para coger fuerzas y beber un poco en la fuente llamada Fuente de agua de Mayo, nada más pasar la fuente el paisaje vuelve a abrirse con la aparición de una amplia majada. Por la derecha desciende un arroyo llamado Coto, que acaba desembocando en el curso principal junto a las contadas cabañas que componen la majada de Frendedo o Coto Fresnedo, aquí una paradina para hacer alguna foto y quitar ya un poco de ropa porque el calor empieza a apretar.
En la majada de Fresnedo encontramos otra senda por la derecha pero nosotros no abandonamos nunca el camino principal que no tiene perdida ninguna, la verdad es que está bien indicada toda la ruta, ahora volvemos a cruzar el río para internarnos por la vertiente derecha. Al poco ya vemos las escasas cabañas que forman la majada de Las Campas, después de unos metros de cómoda bajada alcanzamos el arroyo de La Romada, donde hacemos otra pequeña parada para beber un poco antes de afrontar la única parte dura de la ruta.
Ahora cruzamos la senda por un nuevo puente y desde este momento nuestra pista ya se interna decididamente hacia la garganta por el valle ya más angosto, al poco rato ya vemos como el camino se va acercando poco a poco al cauce del río hasta discurrir por su misma orilla derecha; al momento ya vemos las primeras paredes verticales del desfiladero y llegamos al Puente de La Fuminosa donde se puede apreciar otro cartel indicativo de la ruta antes de cruzarlo, un puente de hierro y madera, bastante largo y zarandeante, por encima del cual pasamos sin ningún problema ya que esta bien apoyado en el suelo, al comienzo de dicho puente se ve en el suelo una argolla enorme de hierro que debió de ser utilizada en otro tiempo cuando debió de haber una pasarela colgante en este lugar.
Bueno pues poco a poco y dando ánimos para no decirles la fuerte subida que nos esperaba (aunque hay que decir que tanto yohnny como Rafa, acompañado este siempre de sus naranjas subieron perfectamente), empezamos a subir por el desfiladero, al principio una subidina moderada desde donde se podía ir oyendo perfectamente el estruendo del agua, poco a poco el desfiladero va cogiendo altura con lo cual también se va endureciendo la subida formada toda ella por grandes losas de piedra que forman una escalera, que los lugareños conocen como La Escalerona, aquí como es normal el grupo se fue separando poco a poco hasta llegar a la parte mas alta del desfiladero donde la garganta forma un paso estrecho que serpentea entre las rocas, con enorme desnivel donde las aguas del río aparecen perdidas al fondo,.al poco ya nos agrupamos todos en una pequeña majada con unas vistas impresionantes, al frente el desfiladero y un bosque de castaños a nuestras espaldas, estamos en la majada del El Colladín.
Aquí hicimos otra parada un poco más larga para coger aliento después de la dura subida y quitar otro poco de ropa ya que con el esfuerzo nos sobraba todo, unas cuantas fotos más y adelante a por el último y pequeño tramo, (a Carlos le quedaba un poco más porque olvidó la mochila y tuvo que dar la vuelta a por ella).
Seguimos caminando un poco por un sendero bien marcado y llegamos a La Fontona donde hay una canalización de aguas para Gijón, el proyecto es del año 1926, aunque no se terminó hasta 1944 y entró en funcionamiento un lustro después. La tubería (que Paco no llego a ver), es de casi sesenta kilómetros de larga hasta llegar a Gijón.
Seguimos caminando otro poco asta encontrar un sitio adecuado para comer un pinchin, que fue gentileza del amigo Rafa que nos deleitó con una longaniza de León exquisita, un poquitín de jamón ibérico y como no con su famosa bota de vino que hace un caldo excelente, que talmente parecía que estábamos bebiendo un Viña Pisón del 2004 que tanto nos gusta, y así después de llenar un poco el buche dimos por finalizada la ruta de los Arrudos.
El regreso hasta Caleao lo realizamos por el mismo recorrido en mucho menor tiempo, si desde donde estábamos hubiéramos seguido hacia adelante llegaríamos hasta San Isidro, pero bueno eso ya es otro cantar.
después de la caminata y una vez cambiados de ropa y calzado en el aparcamiento del área recreativa y ya todos con bastante hambre, nos fuimos a Casa Zulima en el mismo Caleao, magnífica fonda y casa de comidas que lleva más de cuarenta años dando de comer a los montañeros y hoy en día rehabilitado en un acogedor hotel y pequeño restaurante donde habíamos encargado el almuerzo.
Su cocina es la tradicional asturiana, la que se hizo en las casas de aldea durante el siglo pasado, recetas sencillas pero sabrosas, fabada sin pretensiones pero excelente, un cabritu guisado un poco pincantin en su punto, y unas chuletas de vaca casina impresionantes, simplemente para comer como Dios manda, mojando pan y echándose de vez en cuando un buen trago de vino al gañote sin tener que preocuparse si el maridaje es el correcto, o si los aromas primarios interfieren o se refuerzan con la estructura del vino. Hablando claro, sin mariconadas.
El único pero que les pongo es que con lo que presumen de la calidad de la carne en Caso (totalmente justificada), que un sábado de mayo con el comedor lleno como supongo que abrían previsto, solo les quedaran tres chuletas de su afamada carne, esperemos que lo corrijan para la próxima vez, que la carne en el frigorífico hoy en día se conserva bien coño .
En conclusión un buen día de monte, ya que con el miedo que teníamos al tiempo no nos cogió ni una gota de agua.

Pablo Lara.

Tiempo: 4 horas 30 minutos.
Dificultad: Baja.


Admirando la fuerza con la que bajaba el río.


Sufriendo en la parte más dura de la ruta.


La Fontona, donde sale la traída de agua hacia Gijón.


El colorido del bosque de hayedos era impresionante.


Rafa preparando unos pinchinos.


Una salamandra (sacavera), que encontramos por el camino.

El merecido descanso en la majada del Colladín.


Impresionante la espesura de los hayedos.

Uno de los muchos puentes que se atraviesan en toda la ruta.

De vuelta hacia Caleao.

El grupo al completo en el medio de un bosque de hayas.

Impresionante hayedo centenario.

3 comentarios:

Oswald dijo...

Usted tiene una muy buena página web con mucha información, me gusta mucho. Mantener el buen trabajo! Puede blog en la lengua de su país para que diga si Google Herramientas del idioma alemania> Su lengua en el hogar el vínculo http://www.rentner-haben-keine-zeit.de
Por favor, lea, haga clic en los anuncios Google.

pcsolotto dijo...

Such a nice blog. I hope you will create another post like this.

Pablo Lara dijo...

Muchas gracias.